Pensó que solo era una vena. Pero cuando los médicos lo abrieron, se llevaron la sorpresa de sus vidas…

¿Te imaginas vivir con una serpiente dentro de tu pie? Suena increíble pero así le pasó a un hombre chino después de unas vacaciones en Nigeria.

Mientras Wao-Tsung se divertía con unos amigos en ese lejano país, decidió salir a la playa que estaba cerca de su hotel. Había olvidado sus sandalias pero no le dio importancia pues el mar estaba muy cerca.

Caminó por la orilla, se metió al agua, se bronceó un poco y regresó al hotel. Días después volvió a China y a su trabajo, no todo podía ser diversión y justo aquí empezó a sentir algo raro en el pie.

Primero parecía un problema de várices, sentía picazón y ardor, fue al médico le dieron medicamento para mejorar su circulación sanguínea y se fue a casa.

Con los días las molestias en su pie aumentaron y decidió acudir con otro doctor por una segunda opinión, además del ardor Wao-Tsung noto que las várices “se movían”.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *